Una mujer feliz en Jaquimeyes

30 noviembre 2007
Tags:

Comments[ 6 ]


Carolin dijo...

Si tan solo un momento nos detuviéramos a pensar las maravillas que nos regala la vida, la oportunidad de ver el sol, sonreír son motivos suficientes para agradecerle a Dios cada día. Lucia, agradece a Dios porque muy a pesar de quedarse sin techo, lleva consigo uno de los mayores tesoros que alguien pueda tener, su pequeña hijita, no hay felicidad más grande que esa. Y estas son de las pocas cosas que el dinero y el poder no pueden comprar, solo Dios obra.

karinalopezv@gmail.com dijo...

Apostaría a que muchos a quienes le sobra el pan, tienen techo seguro para vivir, un cómodo vehículo para transportarse, opciones para vacacionar de sobra y suficiente dinero en banco, entre otros, no tienen la felicidad desbordada que Lucía tiene, porque ella es una criatura de Dios que a pesar de su estado de precaridad material es rica espiritual y emocionalmente y saberse viva y tener a su hija, es tener riqueza y felicidad en abundancia, hasta para repartir, como le tocó a mi estimado amigo Sosa. Contagíemos de esa felicidad!

Anónimo dijo...

Que hermoso ejemplo de vida, de esperanza y de amor.

Karolyn dijo...

Tu bello articulo y foto hicieron brotar lagrimas a mis ojos, muchas veces no valoramos lo que tenemos cuando para otros eso que tenemos se convierte en un anhelo del alma. Yo batallo desde hace 6 años con infertilidad y ver la alegria de esa madre desperto sentimientos muy profundos en mi. Ojala todas las mujeres supiese valorar la belleza de ser madres.

adam dijo...

Hello I just entered before I have to leave to the airport, it's been very nice to meet you, if you want here is the site I told you about where I type some stuff and make good money (I work from home): here it is

Anónimo dijo...

la alegria la hace ver mas linda de lo k es

Scroll to top